Agrandamiento del hígado en los perros

Un agrandamiento del hígado en los perros es causado por varias razones. El siguiente es un relato detallado, que describe los síntomas, causas, diversos métodos de diagnóstico y técnicas de tratamiento utilizados, si su perro está identificado con un agrandamiento del hígado.


La condición de un agrandamiento del hígado se conoce como hepatomegalia. Un agrandamiento del hígado, de por sí, es un síntoma de diferentes enfermedades hepáticas, tales como cáncer de hígado o lesión hepática. Si el tratamiento no se comienza a tiempo, una condición como ésta puede causar insuficiencia hepática, o peor, incluso la muerte. Cualquier tipo de enfermedad del hígado en los perros es un problema de salud grave, que hace su vida miserable. Por lo tanto, es nuestro deber cuidar del perro y en el proceso, mantenerlo alejado de todo tipo de enfermedades.

El hígado realiza una variedad de funciones, tales como desintoxicación de la sangre, eliminación de residuos, producción de bilis que ayuda en la digestión, suministro de nutrientes, lucha contra enfermedades, proporciona energía, y también realiza funciones que ayudan en el crecimiento del perro. De este extracto, es evidente que el hígado es una parte importante del cuerpo del perro. Si usted nota que su perro está sufriendo de una enfermedad del hígado, es importante que lo lleve al veterinario lo antes posible, a fin de evitar daños mayores.

Indicadores de un agrandamiento del hígado
⇨ La ictericia produce un mal funcionamiento del hígado. Un agrandamiento del hígado en perros, por otra parte, es una indicación de la enfermedad hepática. Junto con ictericia, los otros síntomas comúnmente observados son los cambios en el comportamiento del perro, vómitos, diarrea y heces blancas. El perro que orina, en raras ocasiones, es también un síntoma del agrandamiento del hígado. También se observa una pérdida de apetito, lo que puede llevar a una pérdida masiva de peso, con consecuencias sobre la salud de su perro.

Causas
⇨ Hay un número de razones que pueden dar lugar a un agrandamiento del hígado en perros. Una de las muchas razones que se considera responsable por tal condición en los perros es la enfermedad del gusano del corazón. Es una especie de gusanos del perro, que no sólo afecta al corazón del perro, sino también afecta a su hígado y causa su ampliación. La presencia de sustancias tóxicas en el medio ambiente también puede dar lugar a un agrandamiento del hígado. Las materias como insecticidas, tetracloruro de chilca, arsénico, etc. pueden tener un efecto perjudicial sobre el hígado del perro. Si en el pasado reciente el perro ha tenido una lesión abdominal, su perro podría ser propenso a sufrir de un agrandamiento del hígado. Diferentes enfermedades de perros, como diabetes y encefalopatía también pueden causar esta condición. En algunos perros puede ser un defecto genético, como en los terriers Skye, Doberman, Bedlington terriers, etc. La neoplasia hepática, hepatitis, almacenamiento del exceso de grasa en los tejidos del hígado o una acumulación de sangre en las periferias del hígado, son también las causas consideradas responsables de un agrandamiento del hígado.

Diagnóstico
⇨ Un diagnóstico exhaustivo debe llevarse a cabo, por lo que se refiere a la salud general de su perro, y las dolencias que su perro tuvo en el pasado. Un diagnóstico de la etapa de la enfermedad y las dolencias posibles que pueden haber causado el agrandamiento del hígado se llevan a cabo también. Un conteo sanguíneo completo se llevará a cabo por el veterinario en cuestión. La prueba más importante que se llama la prueba bioquímica proporciona una cuenta del contenido de colesterol, y el grado de las enzimas del hígado. Un contenido más alto, o el grado de las enzimas hepáticas pueden apuntar hacia un mal funcionamiento del hígado. Un cultivo del tejido también podría llevarse a cabo con el fin de diagnosticar la etapa de la enfermedad del hígado. Los rayos X relacionados con el abdomen y el pecho se realizan con el fin de extrapolar la configuración del hígado, y la intensidad con la que la enfermedad se propaga a otras partes del cuerpo. Con estas herramientas de diagnóstico, el veterinario es capaz de prescribir una medicación apropiada y técnicas de tratamiento.

Tratamiento sintomático
⇨ Usted puede alimentar a su perro con una comida saludable y nutritiva, o los alimentos prescritos por el veterinario. Junto con esto, asegúrese de que su perro bebe suficiente agua. Trate de mantenerlo alejado de sustancias nocivas y gases, y asegúrese de que toma la cantidad necesaria de descanso. Esto ayudará a aliviar el estado en gran medida. El tratamiento puede incluir la administración de antibióticos y fluidos intravenosos. Cuando el sistema sufre deshidratación, la reposición de los fluidos perdidos es una necesidad. Sin embargo, si la enfermedad hepática está en sus etapas avanzadas, es necesaria la administración de corticosteroides para tratar la condición. Los corticosteroides son en su mayoría prescritos en caso de que su perro sufre de la hepatitis. La intervención quirúrgica se convierte en obligatoria si existe un tumor. Las condiciones en las que se produce la acumulación de sangre alrededor del hígado, podrían ser tratadas con cirugía.

Estas criaturas leales son los mejores amigos de los seres humanos y si los tiene como mascotas, asegúrese de que usted toma el cuidado apropiado de su perro. Si usted se cuida de él, estoy seguro de que su mascota va a ser capaz de evitar tales eventualidades de salud críticas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *