Diarrea canina

Aunque no es una condición que amenaza la vida, la diarrea en los perros a veces puede indicar unas condiciones médicas subyacentes serias. Siga leyendo para saber más sobre la misma.


La diarrea canina es uno de los problemas de salud más comunes del perro. Existen numerosas causas para esta condición, que incluyen cambios en la dieta, intolerancia a los alimentos y el consumo de restos de comida o materiales de desecho. A veces, esta condición puede ser un síntoma de alguna enfermedad grave. En la mayoría de los casos, el vómito es la primera señal de diarrea en los perros. Esta es una de las formas naturales adoptadas por los perros para expulsar las toxinas ingeridas de su sistema. En tales casos, los síntomas pueden desaparecer en unos pocos días y lo único que tiene que hacer es dar al perro una dieta simple de pollo y arroz por un día o dos. Pero la condición del perro puede empeorar, en caso de una pérdida severa de agua y nutrientes. En algunos otros casos, los síntomas pueden empeorar debido a causas subyacentes.

Causas
Como se mencionó anteriormente, hay varias causas para la diarrea en los perros. La condición se caracteriza por heces blandas y acuosas. A veces, puede ser acompañada con mal olor. El área rectal del perro afectado puede llegar a ser tierno y el pelo debajo de la cola puede mancharse con la materia fecal. Como se mencionó anteriormente, la diarrea canina es causada generalmente por problemas leves, como cambios en la dieta. En tales casos, la condición puede disminuir dentro de unos pocos días, siempre, si se cuida bien del perro. Sin el cuidado adecuado, la condición puede empeorar.

  • Infecciones causadas por virus o bacterias
  • Gusanos del perro
  • Cambio en la dieta
  • Estrés y / o ansiedad
  • Ingestión de pelo
  • Alteraciones pancreáticas
  • Enfermedades intestinales
  • Trastornos metabólicos
  • Intolerancia a los alimentos
  • Problemas del hígado, tiroides o enfermedad renal
  • Cáncer del perro
  • Gastroenteritis causada por una infección viral o bacteriana
  • Ingestión de restos de comida y otros desechos
  • Efectos secundarios de los medicamentos

Síntomas
Por lo tanto, la diarrea en los perros puede ser causada por diferentes razones que pueden variar de leves a severas. Los síntomas incluso pueden variar ligeramente de las causas subyacentes diferentes. La siguiente es una breve reseña acerca de los síntomas de la diarrea del perro.

  • En caso de intolerancia alimentaria, cambio en la dieta, indigestión e infección leve, el perro afectado puede presentar tales síntomas como diarrea amarilla, que puede comenzar con algunos episodios de vómitos.
  • Si el perro se ve afectado por diarrea y vómitos al mismo tiempo, entonces las causas posibles incluyen la intoxicación alimentaria, una enfermedad subyacente o infecciones virales.
  • Además de vómitos, si el perro está teniendo el estómago estruendo, gas, deshidratación, pérdida de apetito, pérdida de peso, heces de color oscuro o con sangre e hinchazón en las piernas, la posible causa podría ser algún problema del intestino delgado.
  • En el caso de las enfermedades del intestino grueso en perro, la diarrea, dificultad para orinar, vómitos, pérdida de peso y dolor durante la defecación pueden ocurrir. Las heces pueden contener sangre de color rojo brillante y / o moco.
  • Mientras que las heces de color claro podrían ser un indicio de algún problema de hígado, las heces de color negro en los perros pueden ser debido a una hemorragia intestinal o irritación. Las heces grices son también una causa de preocupación.

Aparte de lo dicho anteriormente, hay algunos otros síntomas de la diarrea canina, como aumento de la temperatura corporal, depresión y olor de cuerpo asqueroso. Hay una serie de pruebas de diagnóstico que se utilizan para determinar la causa subyacente. Estas incluyen pruebas de sangre, heces, radiografías, endoscopia y ultrasonido.

Tratamiento
La diarrea en los perros se clasifica como aguda y crónica. En el caso de la diarrea aguda, los síntomas tienden a disminuir dentro de un día o dos. Evite darle alimentos sólidos a los perros durante al menos un día, pero deje que sus mascotas beban mucha agua. En caso de que los síntomas son muy leves, proporcione al perro una comida específica para los perros con diarrea. Se puede dar el pollo y el arroz en cinco comidas pequeñas al día. De lo contrario, opte por el arroz cocido y huevos duros. Se dice que el puré de calabaza es bueno para que las heces lleguen a ser firmes. Dos o tres cucharadas del puré de calabaza al día serán suficientes para su perro. Si los síntomas persisten por más de un día o el perro está teniendo unos dolores severos, usted debe llevar a su mascota al veterinario inmediatamente. Lo mismo se aplica a los perros con síntomas adicionales. La diarrea canina crónica se asocia a menudo con las causas subyacentes y los síntomas pueden durar muchos días y semanas. En tales casos, la causa subyacente tiene que ser diagnosticada y tratada.

En resumen, la diarrea en los perros no es una causa de preocupación, si no hay otro síntoma y el perro está comiendo y bebiendo bien y se comporta normalmente. Las causas más graves se asocian con tales síntomas como sangre o moco en las heces, letargo y pérdida de apetito. En tales casos, el tratamiento de la diarrea canina es inevitable. Se debe dar el tratamiento inmediatamente, para evitar complicaciones posteriores. El veterinario puede realizar algunas pruebas para diagnosticar la enfermedad y determinar la enfermedad subyacente. El método de tratamiento se decidirá según la causa subyacente. En resumen, la diarrea en los perros es autolimitada y puede desaparecer en unos pocos días, si no hay una causa subyacente importante. Sin embargo, si los síntomas empeoran o el perro afectado está experimentando síntomas severos desde el comiezo, entonces usted tiene que proporcionarle al perro un tratamiento inmediato de un veterinario certificado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *