Cáncer de hueso en los perros

Al igual que los seres humanos, los perros también tienden a sufrir del cáncer de hueso. Esto puede ser una condición dolorosa que puede afectar a su perro. Es necesario diagnosticar el cáncer a tiempo para salvar a la mascota de la miseria ...


El osteosarcoma canino o cáncer de hueso es un tumor muy agresivo que afecta los huesos del perro, causando dolor severo, y también es maligno. Cada año, aproximadamente 10.000 perros son diagnosticados con cáncer de hueso. Hay dos grupos básicos de cáncer en perros, el cáncer de hueso primario que se origina en el hueso y el cáncer óseo metastásico que migra hacia el hueso desde otra parte del cuerpo que es afectada por el cáncer. Esta enfermedad puede desarrollarse a cualquier edad, pero es más probable que ocurra cuando el perro es viejo. El cáncer de hueso afecta principalmente a las razas cuya estructura es grande.

Tipos de cáncer de hueso canino

  • El fibrosarcoma, es un tumor localmente agresivo que tiene una tendencia baja a propagarse a menos que el tumor sea maligno.
  • El osteosarcoma, es un tumor altamente maligno que afecta a los perros y se diagnostica después de que haya alrededor del 95% de metástasis.
  • El condrosarcoma es menos agresivo que el fibrosarcoma, pero se propaga sobre un área más amplia que el osteosarcoma.
  • El carcinoma de células sinoviales es otro tipo de cáncer de hueso que causa la destrucción ósea completa. El grado 1 y el grado 2 de carcinoma de células sinoviales son potencialmente curables, pero, el grado 3 por lo general resulta en la muerte.

Síntomas del cáncer de hueso en los perros

El osteosarcoma puede ser fácilmente detectado en perros mediante la observación de signos como:

  • La cojera que aparece en la etapa en la que el tumor canceroso está presente. La cojera puede no ser tan evidente en el comienzo, pero el tamaño de los crecimientos tumorales causa más daño al tejido óseo, por lo que la cojera se vuelve más dolorosa y lleva a la incapacidad permanente del perro.
  • Una hinchazón dura se observa en la parte afectada del perro que puede aumentar de tamaño a medida que pasan los días. El comportamiento del perro tiende a cambiar debido a un dolor extremo en la parte afectada.
  • Una condición llamada fractura patológica, donde los huesos se debilitan y tienden a romperse fácilmente, incluso debido a una lesión leve también será observada.

Causas del cáncer de hueso en los perros

Aunque la causa del osteosarcoma no se conoce exactamente, se ha observado que los tumores se desarrollan generalmente en las placas de crecimiento. También se ha observado que los machos son más afectados que sus contrapartes femeninas. Se cree que una dieta que puede estimular el crecimiento y el desarrollo rápido desempeña un papel significativo en el desarrollo de tumores malignos. Otros factores que pueden causar osteosarcoma en perros incluyen infecciones óseas, así como fracturas óseas, exposición a carcinógenos químicos, radiación ionizante, etc., los machos castrados y las hembras esterilizadas también están bajo el riesgo de contraer cáncer de hueso.

Tratamiento de osteosarcoma en perros

Esta enfermedad puede ser tratada usando los métodos siguientes:

  • Una radiografía de rayos X se lleva a cabo con el fin de revelar cualquier desarrollo de tumor o cualquier patrón de características óseas como lesión lítica.
  • Si la radiografía no revela una imagen clara, entonces el médico puede recomendar una biopsia, que puede confirmar la presencia de tumores cancerosos.
  • Otro tratamiento común es la amputación de la extremidad afectada. La preservación del miembro también se lleva a cabo si el cáncer no ha afectado la mayor parte del hueso.
  • La quimioterapia junto con la cirugía es una forma primaria de tratamiento con el fin de evitar la amputación y también prolonga la vida del canino.
  • Los medicamentos de quimioterapia como el cisplatino, carboplatino y doxorubicina se utilizan para alterar el curso de osteosarcoma.
  • Los no esteroides anti-inflamatorios y los analgésicos como la aspirina, butorfanol, carprofeno y tramadol se utilizan para proporcionar un alivio temporal del dolor y el malestar.

En caso de detectar cualquier síntoma relacionado con cáncer de hueso en su perro, consulte a un veterinario inmediatamente para la detección oportuna y el tratamiento adecuado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *