Estreñimiento del perro: síntomas y tratamiento

Casi todos los perros son susceptibles al estreñimiento, que puede ser causado por una dieta pobre, falta de ejercicio y la deshidratación.


El estreñimiento es un problema médico común para los perros, especialmente para los viejos. Un perro es considerado estreñido, si no defeca durante dos días consecutivos. Las causas del movimiento de intestino irregular en los perros son muchas, algunas de las cuales incluyen un deficiente consumo de agua, deshidratación, mala alimentación, alimentación baja en fibra e inactividad física. También puede ser resultado de la alimentación altamente procesada ​​por un período prolongado.

Síntomas del estreñimiento del perro

Como dueño de una mascota, usted debe tomar un cuidado apropiado de la salud de su perro y debe ser consciente de las condiciones anormales. Cualquier cambio en el comportamiento de la mascota puede estar relacionado con enfermedades subyacentes. De hecho, un perro que tiene problema de defecación puede parecer incómodo y mostrar ciertos signos que indican claramente que algo anda mal. Un signo evidente de la constipación canina es una frecuente visita al cuarto de baño con poco éxito. Otros síntomas notables de estreñimiento del perro que usted no debe descuidar son los siguientes.

  • Expulsión de heces muy duras
  • Esfuerzo al defecar
  • Defecación dolorosa
  • Hinchazón y dolor en la región anal
  • Distensión abdominal
  • Dificultad para caminar
  • Marcha anormal
  • Aumento de lloriquear
  • Reacio a hacer actividades físicas
  • Pérdida de apetito
  • Estrés mental

Muy a menudo, el perro puede experimentar dificultad en las evacuaciones debido a la inflamación del intestino grueso o colon. En tal condición, la mascota sufre de un aumento del dolor en la parte abdominal. En caso de un estreñimiento severo y el esfuerzo, el perro puede pasar sangre en pequeñas cantidades, lo cual es debido al daño de los vasos sanguíneos en el colon. A veces, pasar sangre y / o heces acuosas puede indicar una infección en lugar de estreñimiento.

Tratamiento del estreñimiento del perro

Un perro con estreñimiento leve se recupera del problema sin intervención terapéutica. Sin embargo, si la condición persiste durante un par de días, siempre es recomendable buscar el consejo de un veterinario cualificado. El estreñimiento del perro, si no se trata en las primeras etapas, puede llevar a otros problemas de salud tales como indigestión, problemas de la piel, mal aliento, olor corporal, flatulencia y el cáncer de intestino. El veterinario puede prescribir suplementos alimenticios que contienen ciertas enzimas o sustancias químicas para asegurar el movimiento normal del intestino. Si es necesario, el veterinario puede recomendar un procedimiento de enema.

El tratamiento puede hacerse efectivo mediante el cambio de la dieta regular. Una forma segura y fiable es alimentar a su perro con carne cruda, salvado, trigo, calabaza, camote y alimentos ricos en fibra. Con cada día que pasa, usted puede reducir la cantidad de comida regular. Deje que el perro beba abundante agua, para mantener el cuerpo bien hidratado. Mientras le adiciona fibra dietética, asegúrese de que la cantidad se incrementa gradualmente, de lo contrario puede empeorar el estreñimiento al provocar indigestión.

En ocasiones, la dificultad para defecar es causada por la ingestión de huesos u otras partículas digeribles y los efectos secundarios de los medicamentos. Los alimentos que pueden empeorar la condición de su mascota son el pan, galletas, chocolate, arroz, pasteles y helados. En otras palabras, se debe limitar el consumo de los alimentos que contienen harina, azúcar refinado, productos lácteos y alimentos ricos en proteínas.

Si su mascota no muestra ninguna mejora, incluso después de cambiar el plan de dieta, usted puede optar por laxantes naturales como la cáscara de psyllium y el aceite mineral. Agregue el laxante a la comida del perro, según la recomendación del veterinario. Por lo general, la cantidad de laxante depende del tamaño y la salud general del perro. Puede tomar de cuatro a seis semanas para recuperar el estado de salud normal. En cuanto a la prevención del estreñimiento, aliméntelo con alimentos para perros sanos, deje que beba mucha agua y trate de mantener un régimen de ejercicio regular.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *