Tratamiento de la tiña en los perros

El tratamiento de la tiña en los perros

La tiña es un tipo de infección por hongos que afecta a los perros. Si su perro será diagnosticado con la tiña, el tratamiento debe ser administrado inmediatamente porque el hongo puede transmitirse a otros animales y también a los seres humanos. Lea este artículo para obtener más información.


La tiña es una infección de la piel causada por la aparición de algún tipo de hongos en el cuerpo. No sólo los animales como perros y gatos, sino también los seres humanos pueden verse afectados por la tiña. La tiña en los perros es causada principalmente por tres hongos que son Microsporum gypseum, Microsporum canis y Trichophyton mentagrophytes. Por lo general, los perros se infectan por tiña cuando se exponen al entorno en el que crece el hongo. El hongo también puede transmitirse de animal a animal. Sin embargo, se ha observado que la tiña en los perros no es un fenómeno muy común. Ocurre principalmente en los perros jóvenes y los que tienen un sistema inmune débil. Sin embargo, es importante que los dueños de mascotas sepan acerca de sus síntomas, el diagnóstico y el tratamiento.

Opciones de tratamiento

El tratamiento de la tiña en los perros dependerá de la severidad de la condición de la piel. Muchas veces, unas pequeñas lesiones en la piel del perro desaparecen sin ningún tipo de tratamiento. Sin embargo, si le parece que crecen y se diseminan a otras partes del cuerpo, el tratamiento inmediato debe ser administrado para una pronta recuperación. Echemos un vistazo a algunos de los métodos de tratamiento de la tiña en los perros.

Productos antimicóticos de la piel: Si su mascota es diagnosticada con la tiña, es importante bañarla con un champú antifúngico tres veces cada dos días. Mientras se le da el baño, mantenga la espuma en el perro durante al menos 5 – 7 minutos. Estos champús antifúngicos ayudan en la eliminación de los hongos de la piel del perro. El médico también puede recomendar el uso de una crema antifúngica que hay que aplicar sobre la lesión. Sin embargo, hay que tener cuidado con esto, ya que los caninos tienden a lamer la crema, lo que puede causar otras enfermedades al perro.

Medicamentos orales: Los comprimidos orales son otra opción para el tratamiento de la tiña en los perros. Entre los diferentes tipos de medicamentos, el más popular es la griseofulvina. Los caninos deben tomar estas pastillas de forma continua durante treinta días. Sin embargo, el perro tiene que mantenerse en una dieta de alimentos ricos en grasas, mientras se le está dando estas pastillas, ya que sólo pueden ser absorbidas por las grasas. Aparte de griseofulvina, otros medicamentos orales incluyen itraconazol, fluconazol y ketoconazol. Sin embargo, estos medicamentos tienen algunos efectos secundarios y por lo tanto deben ser administrados sólo después de la prescripción del veterinario.

Afeitar el pelo: Afeitar el pelo del perro es un buen tratamiento de la tiña en los perros. Este será un tratamiento efectivo cuando la infección es muy grave. Afeitar el pelo del perro ayudará a deshacerse del pelo que está infectado y en consecuencia detener la propagación del hongo.

Síntomas

El síntoma más común de la tiña en los perros es la aparición de una lesión en la piel. Parece a una herida y normalmente puede encontrarse en los pies, las piernas, el hocico y la cola del perro. Inicialmente, la herida puede ser muy pequeña. Sin embargo, como pasan los días, crece en tamaño. Además, también se produce la pérdida de cabello en esa zona de la piel y la piel parece escamosa, así como de color rojo. Las lesiones pueden llenarse de pus y hay posibilidades de que causen irritación y picor.

Diagnóstico

La mayor parte del tiempo, la tiña en los perros es diagnosticada por el veterinario cuando mira a la zona afectada. Sin embargo, a veces se presenta como la sarna o alguna otra enfermedad autoinmune, y unas pruebas  tienen que llevarse a cabo para determinar si el perro tiene una enfermedad de la piel con tiña. Una de las pruebas utilizadas es el método de la lámpara de Wood donde el veterinario utiliza una luz especializada negra, debido a que un color fluorescente aparece en la parte de la piel donde el hongo está presente. Sin embargo, este no es un método seguro porque no todos los tipos de hongos que causan tiña pueden ser detectados con este método. Otro método sería examinar el pelo que rodea la lesión bajo un microscopio. No obstante, la mejor forma de diagnosticar la tiña en los perros es tomar unas muestras de escamas y costras de la piel del perro y realizar un cultivo.

El tratamiento no tendrá efectos inmediatos, sino que tomará 3 – 4 semanas para que el perro se recupere completamente. Cuando usted es dueño de un perro mascota, el cuidado del perro nunca debe ser tomado a la ligera. Mientras el perro está en proceso de recuperación, es importante mantenerlo alejado de otras personas y de los animales domésticos en la casa, ya que están bajo riesgo de contraer la infección por el hongo de la tiña también.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *