Enfermedades caninas de la piel

Las enfermedades cutáneas caninas son causadas por reacciones alérgicas e infecciones por microorganismos. Los síntomas comunes de problemas de la piel del perro son picor, inflamación de la piel, lesiones y pérdida de cabello. Estas enfermedades se tratan mediante la administración de corticoides, antibióticos, etc. ...


Las enfermedades de la piel son una de las dolencias más comunes en los perros. En la mayoría de los casos, los trastornos de la piel son causados por infecciones y reacciones alérgicas. Las alergias del perro afectan a la piel, en lugar de las vías respiratorias observadas en humanos. El sistema inmunológico de un perro produce el exceso de anticuerpos (histaminas) después de la exposición a los alérgenos presentes en el ambiente, tales como el polen, los alimentos y los microbios. Esta reacción exagerada del sistema inmune provoca picazón y enfermedades de la piel en los perros. A veces, los problemas de la piel del perro se producen como consecuencia de otros problemas subyacentes de salud del perro. Por lo tanto, el color del pelaje y la condición de la piel son a menudo considerados como indicadores para determinar la salud general de su perro.

Tipos y síntomas

Las enfermedades de la piel canina pueden ser agudas (autolimitadas) o crónicas (de larga duración). Algunas razas de perros como Terrier y Retriever son más propensos a problemas de la piel que otras. Con base en la causa, los trastornos de la piel del perro se clasifican en cuatro tipos principales, a saber, bacterias, hongos, parásitos y alergias.

Infección cutánea bacteriana
Las bacterias estafilococos son organismos causales principales para la infección bacteriana de la piel en perros. El tronco y las orejas son más susceptibles a la infección bacteriana (piodermas). Sin embargo, los síntomas pueden extenderse por todo el cuerpo de la mascota. Algunos de los síntomas comunes de infección bacteriana de la piel son erupciones, pústulas, puntos calientes, pérdida de cabello en parches y picazón intensa.

Infección de la piel por hongos
La infección de la piel por hongos en los perros se conoce como tiña. Se observa a menudo en los cachorros, en lugar de los perros más viejos. El hongo normalmente vive en la piel, las uñas y el cabello. La cabeza y las piernas son las más afectadas por la tiña. La pérdida de pelo es uno de los primeros síntomas de la infección fúngica de la piel en perros. Si los síntomas no reciben tratamiento, la infección puede progresar dando lugar a lesiones de la piel seca y crujiente.

Enfermedades parasitarias de la piel
Los perros son susceptibles a diversos parásitos como las pulgas y los ácaros del polvo. La enfermedad causada por ácaros se llama sarna. Las enfermedades parasitarias de la piel pueden afectar a cualquier parte del cuerpo del perro, los síntomas comunes incluyen piel crujiente, irritación de las zonas afectadas, picazón, lesiones, inflamación y pérdida de cabello.

Enfermedades alérgicas de la piel
Pueden ser causadas por la alergia alimentaria, alergia química (presente en jabones, detergentes), picaduras de insectos. Entre estas, la dermatitis atópica es la más común. Se desarrolla debido a la inhalación de contaminantes tales como el polen, el polvo y los mohos. Puede afectar a los perros en cualquier etapa, especialmente los perros jóvenes de entre uno y tres años. Los síntomas de atopia son erupción, arañazos, mordeduras a sí mismo y picazón en el hocico, las orejas y los pies.

Diagnóstico y tratamiento

Puesto que hay varias razones para las enfermedades de la piel canina, a menudo es difícil evaluar la causa exacta de la condición. El diagnóstico se basa generalmente en el examen físico y la historia médica del perro afectado. Con el fin de evaluar las enfermedades subyacentes del perro, el veterinario puede realizar pruebas de sangre, orina y análisis de las heces y biopsia de la piel. Después de un correcto diagnóstico y evaluación de la fuente de la alergia, el veterinario puede prescribir ciertos medicamentos y remedios para el tratamiento.

Actualmente el tratamiento de la enfermedad de la piel del perro se basa en la causa del problema de la piel. En caso de infección bacteriana de la piel, el veterinario puede prescribir antibióticos para un curso de tres semanas. Otros procedimientos comunes incluyen pomadas tópicas y medicamentos como los antihistamínicos (para hacer frente a los efectos de la histamina), corticosteroides y la inmunoterapia. Los antihistamínicos pueden ser utilizados con eficacia en todas las edades, mientras que los corticosteroides son más efectivos entre los perros jóvenes. Para los perros de edad avanzada, los medicamentos más fuertes son necesarios para el tratamiento.

Si la enfermedad se desarrolla debido a las alergias, la mejor manera de evitar estos problemas es evitar la exposición en particular al agente causante. Para las enfermedades crónicas de la piel del perro, puede ser necesaria la administración de medicamentos durante toda su vida. En el caso de que un perro muestra picor o cambio en el comportamiento, es aconsejable consultar y buscar el asesoramiento de un veterinario cualificado. El tratamiento a tiempo junto con el cuidado adecuado del perro se recomienda siempre para evitar otras complicaciones de salud.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *