Gusanos látigo en perros

Gusanos látigo en perros

Si usted tiene un perro en casa, entonces es mejor asegurarse de que no sufra de gusanos látigo. Los gusanos látigo en los perros son una infección peligrosa, que si no se trata a tiempo, puede ser fatal. Este artículo le dirá todo acerca de los diversos síntomas, así como opciones de tratamiento de los gusanos látigo.


El nombre de los gusanos látigo deriva de su estructura, ya que su estructura en la parte frontal es delgada y la posterior es gruesa como el mango de un látigo. Estos gusanos látigo o Trichuris trichiura son parásitos chupadores de sangre que se encuentran principalmente en los tractos intestinales. Por lo general, son los perros que sufren de esta infección, aunque los gatos también pueden ser diagnosticados con este problema. Estos gusanos son pequeños y generalmente crecen hasta una longitud de 2 a 3 pulgadas. Los gusanos látigo en los perros pueden dar lugar a varios problemas de salud, así como algunos problemas crónicos, por lo tanto, es importante que usted conozca más acerca de sus causas, síntomas, así como diversos métodos de tratamiento para que su mejor amigo no sufra mucho de esta infección.

Causas

Un método por el que los huevos de Trichuris trichiura se transmiten al cuerpo del perro es por comer cosas infectadas. Cuando un perro ingiere alimentos o agua que están contaminados con los huevos de tricocéfalos, los huevos pasan a incubar y comienzan a desarrollarse dentro de los próximos tres meses, la larva crece hasta convertirse en adulta y luego dentro de las paredes del intestino empieza a chupar la sangre. Los huevos que son puestos por un gusano látigo hembra adulta, se pasan a fuera con las heces y esto ayuda a continuar el ciclo de vida de los gusanos.

Síntomas

Cuando un perro está infectado por los gusanos látigo, hay varios síntomas que empiezan a mostrarse. Los signos y síntomas por supuesto dependerán del número de gusanos que están presentes en el intestino. Si un pequeño número de gusanos afecta el intestino, entonces el perro a veces no muestra signos y síntomas de la infección. Pero, con el aumento del número de parásitos, hay varios síntomas que el perro empieza a experimentar. A continuación se presentan algunos de los síntomas, que usted debe saber para que pueda comenzar con el tratamiento. A continuación se enumeran los síntomas más comunes:

  • Como el número de gusanos del perro aumenta, esto puede provocar una inflamación en las paredes del intestino.
  • La diarrea es un síntoma principal de gusanos látigo y si no es tratada a tiempo, puede convertirse en crónica.
  • La sangre en las heces es otro síntoma de la infección por T. trichiura. La pérdida de sangre debido a esta infección, sin embargo, podría no ser grave o no ser una gran amenaza para la vida.
  • Un perro o un gato afectado por tricocéfalos también puede mostrar signos de anemia e incluso la pérdida de peso. La deshidratación es un síntoma más de gusanos látigo. Esto ocurre, porque debido a esta infección, la concentración de sal en el cuerpo del perro disminuye, lo que lleva a la deshidratación.
  • La piel o el pelo del perro también se vuelven ásperos y el perro obtiene un aspecto descuidado.

Tratamiento

Si los gusanos látigo no se tratan a tiempo, entonces esto podría llevar a algunos problemas de salud crónicos o tal vez incluso anemia, por lo tanto, es importante conocer las opciones de tratamiento adecuadas. Hay varios tratamientos disponibles y uno de estos tratamientos es el tratamiento antiparasitario convencional. Usted puede preguntar a su veterinario en cuanto a la medicina que se debe dar a su perro, ya que no todos los medicamentos antiparasitarios son útiles para deshacerse de estas infecciones. Una de las mejores medicinas que Ud. puede utilizar es el fenbendazol. Además, también se puede utilizar Febantel o ivermectina. Algunas razas de perros son muy sensibles a algunas de estas dosis de medicamentos. Por lo tanto, siempre se debe obtener el permiso de un médico antes de darle a su perro estos medicamentos.

Durante el tratamiento de gusanos látigo, también se debe tener cuidado con la dieta de su perro. La dieta debe, por supuesto, ser nutritiva y puesto que, durante la infección, los perros también se someten a alguna pérdida de sangre, asegúrese de darles algunas vitaminas de construcción de la sangre y píldoras de hierro con el fin de compensar la pérdida de sangre. Mantenga un ojo en la salud de su perro y si se le cuida bien, entonces no va a sufrir de estos problemas.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *