Hematoma aural en perros

¿Está buscando información sobre el hematoma aural en los perros? El siguiente artículo le informa sobre las causas, síntomas y tratamiento del hematoma aural. Obtenga el conocimiento relevante para el cuidado de su perro de una manera mejor.


¿Su perro con frecuencia se rasca las orejas? ¿Él constantemente sacude la cabeza? Estos dos signos pueden significar que algo va mal en los oídos de su perro. La enfermedad que suele afectar los oídos de los perros se conoce como hematoma aural. El término “aural” representa el oído y “hematoma” – una hinchazón localizada llena de sangre. Cuando se combinan juntos, el hematoma aural describe la condición en la que una acumulación de sangre se forma dentro de la superficie subyacente de la oreja, mejor conocida como pabellón de la oreja. El hematoma aural en perros ocurre cuando los vasos sanguíneos pequeños se rompen en el oído, y la sangre se acumula y llena el espacio en el pabellón de la oreja. Esto puede, a su vez, ser el resultado de una alergia o infección.

Síntomas de hematoma aural en los perros
El hematoma aural en perros se caracteriza por una serie de signos y síntomas. Si su perro está sufriendo del mismo, Ud. encontrará que el pabellón está  hinchado en su interior. El pabellón de la oreja puede ser rojo y caliente al tacto. Usted puede encontrar a veces una inflamación que está en la base de la oreja de su perro. Como se ha mencionado anteriormente, el perro a menudo sacude la cabeza y se rasca las orejas. La cabeza de su perro se inclina hacia un lado. Es más propenso a sufrir de dolor de leve a intenso en el oído. Su perro muestra signos evidentes de dolor y malestar al tocar su oído afectado.

Diagnóstico de hematoma aural en los perros
El hematoma aural en perros es una enfermedad que requiere atención veterinaria. Un veterinario es la mejor persona que puede reconocer y tratar hematoma aural en los perros. Por lo tanto, si Ud. observa la presencia de síntomas de hematoma aural en su perro, arregle una cita con un veterinario tan pronto como sea posible. El veterinario examinará la condición de su perro para determinar si él está sufriendo de hematoma aural. Se observará una inflamación en el pabellón de la oreja de su perro. El veterinario puede realizar un aspirado. Se trata de una prueba de diagnóstico que implica la retirada de fluido desde el área hinchada en el pabellón de la oreja con la ayuda de una jeringa. La presencia de sangre en este líquido se suele tomar como una señal de confirmación de hematoma aural.

Tratamiento del hematoma aural en los perros
El tratamiento del hematoma aural en los perros implica el drenaje y el lavado del hematoma de la parte afectada en el pabellón de la oreja. Para llevarlo a cabo, los veterinarios insertan una aguja grande, también llamada cánula pezón, en el pabellón de la oreja inflamada para drenar y limpiar la sangre acumulada. El veterinario puede administrar a su perro algunos corticosteroides por vía oral o directamente en la cavidad del hematoma. El veterinario puede inyectar en la cavidad el medicamento con una acción corta llamado dexametasona esteroide o un esteroide de acción prolongada de acetato de metilprednisolona. Él continuará haciéndolo hasta que el hematoma desaparezca. Este proceso puede tardar 3-4 semanas. El veterinario puede considerar el vendaje de la oreja con el fin de sellar el agujero de drenaje o para evitar una agitación vigorosa de la cabeza.

Alternativamente, el veterinario puede considerar realizar el tratamiento quirúrgico de hematoma aural en perros. Adormecerá el oído afectado y el área que lo rodea mediante la administración de una anestesia local para su perro. Luego hará una incisión quirúrgica en la hinchazón en el pabellón de la oreja. Esto permitirá que el fluido se acumule para drenarlo y lavarlo. Después de esto, el veterinario suturará las múltiples suturas en el oído con el fin de sellarlas de nuevo. Él quitará los puntos de sutura cuando el oído se cure por completo. Esto lleva aproximadamente 10 – 12 días. El tratamiento quirúrgico da resultados positivos en la mayoría de los casos. En caso de que el tratamiento no puede curar hematoma aural en su perro, usted encontrará una ampliación de la hinchazón que abarcará todo el pabellón de la oreja. El tejido de la cicatriz se forma dentro del hematoma, lo que dará lugar a las arrugas y el engrosamiento del pabellón auricular. Todos estos efectos negativos agravarán aún más el problema del oído de su perro.

El hematoma aural en el perro rara vez vuelve si se lo trata bien. Aún así, será mejor si usted sigue algunas medidas de cuidado del perro para excluir completamente su ocurrencia. Tenga cuidado de su higiene física y la dieta. Esperamos que la información dada en el presente artículo viene a su ayuda en la mejora de la salud y la vida de su perro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *