Infección del oído canino

Además de causar una gran cantidad de molestias y dolor, la infección del oído canino puede tener consecuencias muy graves si no se trata a tiempo. Aprenda más sobre la infección del oído canino, sus causas, síntomas y tratamiento.


Como los humanos, los perros también pueden sufrir de infección del oído, lo que puede causar dolor e inflamación del oído. La infección del oído canino puede ser denominada como uno de los problemas de salud más comunes del perro, que puede ser de tres tipos: otitis externa, otitis media y otitis interna. La otitis externa es la infección del oído externo, mientras que la otitis media es la infección del oído medio. Por otro lado, la infección del oído interno se denomina como la otitis interna. Las infecciones del oído medio e interno son generalmente consideradas como más graves que las infecciones del oído externo.

Causas

Hay varios factores que pueden causar la infección del oído canino. Sin embargo, es más comúnmente asociada con un crecimiento excesivo de bacterias, hongos o levaduras y ácaros. Así un crecimiento excesivo de microorganismos en el oído puede ser debido a la higiene y el aseo personal inadecuados. Las alergias a algunos alimentos específicos y las pulgas también pueden causar infecciones del oído en los perros. La infección del oído canino es más comúnmente observada en las razas de perros, que tienen orejas y la piel sobrante dentro de la oreja, lo que impide la circulación del aire en los oídos. Del mismo modo, las razas a las que les gusta nadar también pueden contraer infecciones de oído frecuentes, como el agua y otros objetos extraños pueden entrar en el canal auditivo. Esto, a su vez, puede crear un ambiente húmedo, que puede contribuir al crecimiento excesivo de bacterias y hongos dentro del oído. A veces, la infección del oído en los perros también puede ser causada por la secreción excesiva de cerumen.

Síntomas

Los síntomas de la infección del oído pueden ser leves o graves, dependiendo de la gravedad de la infección, así como de la parte de la oreja, que está infectada. Generalmente, las infecciones del oído medio e interno presentan complicaciones más graves, que la infección del oído externo. Algunos de los síntomas más comunes que pueden ser observados en la infección del oído canino son:

  • La hinchazón y la inflamación del oído
  • Una picazón severa, que a menudo obliga al perro a rascarse o frotarse el oído afectado con frecuencia
  • Enrojecimiento o sensibilidad del oído
  • Un mal olor, secreción amarilla del oído
  • Sacudir la cabeza con frecuencia o inclinar la cabeza

Si el perro presenta los síntomas, como problemas en la coordinación y el equilibrio, entonces esto indica una infección severa del oído medio o interno. La infección del oído externo, por lo general, no produce estos síntomas.

Tratamiento

La infección del oído externo en los perros es generalmente más fácil de tratar que una infección en el oído medio o interno. Las opciones de tratamiento para las infecciones del oído canino se determinan por las causas subyacentes. Por lo general, el oído se lava con un lavado de oído y luego se limpia con un desinfectante, para empezar. Generalmente, los médicos prescriben gotas antibacterianas para tratar una infección de oído causada por bacterias. Por otra parte, si se trata de una infección fúngica del oído, los ungüentos antimicóticos se emplean para el tratamiento de la infección del oído canino.

La limpieza regular del oído es también una parte importante del tratamiento de la infección del oído, junto con el uso de medicamentos adecuados. Esto es especialmente importante para los perros con orejas colgantes. Junto con la limpieza regular, asegúrese de cortar el pelo o la piel presente en el oído. Esto mejora la circulación de aire para facilitar el proceso de curación. El vinagre de sidra de manzana es un excelente remedio casero para la infección del oído canino. Se puede usarlo para limpiar el oído infectado. Sin embargo, asegúrese de diluirlo, ya que el vinagre es muy ácido. El vinagre de manzana o vinagre blanco puede ayudar a cambiar el pH en el interior del oído, que puede ayudar a contener el crecimiento de bacterias y hongos. El aceite de vitamina E, aceite de ajo, aceite de árbol de té y compresas calientes son algunos otros remedios. La aplicación de compresas calientes en el área afectada varias veces al día puede ayudar a aliviar el dolor y la irritación. De manera similar, el aceite de vitamina E también puede ayudar a reducir el dolor y la inflamación, causados por la infección del oído canino. Por otra parte, tanto el aceite de ajo como el aceite de árbol de té son conocidos por sus propiedades antibióticas y antimicóticas.

Al limpiar los oídos de su perro, no introduzca bastoncillos de algodón profundamente dentro del oído. En su lugar, utilice un trozo de tela para sacar la suciedad, causada por la infección del oído. Al igual que la limpieza regular, el aseo es también una parte importante del cuidado del perro. Por lo tanto, asegúrese de retirar el exceso de vello de la oreja para asegurar la ventilación adecuada y evitar la recurrencia de la infección del oído canino. Al mismo tiempo, tenga en cuenta que cualquier caso de infección del oído en los perros debe ser tratado inmediatamente. De lo contrario, si las infecciones se propagan al oído interno, finalmente pueden afectar el sistema nervioso central. Esto puede conducir a consecuencias graves, e incluso la muerte del animal. Así pues, nunca se olvide de contactar a un veterinario lo antes posible, para la observación de los síntomas de la infección en el oído de su perro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *