Síntomas de tiña en los perros

Los síntomas de tiña en los perros

La tiña en perros es una infección micótica y se caracteriza por pequeñas lesiones redondas en la piel. Estas lesiones sin pelo están acompañadas de pústulas y la piel escamosa. A continuación se enumeran los síntomas más comunes de esta enfermedad.


La tiña en los perros es una enfermedad de la piel y es un problema común de salud del perro. Es un tipo de gusano  que resulta de una infección fúngica causada por el hongo conocido como Dermatofitos. Esta enfermedad de la piel se caracteriza por pequeñas lesiones sin pelo que pueden crecer y aumentar durante un período de tiempo. Los hongos normalmente viven en la piel y el cabello, y hacen que el cabello se rompa, que es la razón detrás de los parches sin pelo o lesiones.

Problema de la tiña en caninos

Causas
Es causada principalmente por tres tipos de hongos, conocidos como Microsporum canis, Microsporum gypseumTrichophyton mentagrophytes. Al ser una enfermedad altamente contagiosa, esta enfermedad es causada por el contacto directo con un animal infectado o humano. Esta enfermedad también puede propagarse de un perro infectado a otras mascotas o humanos. En casos raros, los hongos pueden propagarse por el suelo y causar infección en los perros.

Síntomas
Lesiones alargadas, manchas o parches sin pelo son considerados como síntomas clásicos de esta condición. Por lo general aparecen en una pequeña área de la piel, sobre todo en la cabeza, y luego, gradualmente, se amplian y expanden. Sin embargo, la exposición al hongo no produce síntomas inmediatamente. Se ha encontrado que puede tardar de 10 a 12 días para que los síntomas en los perros aparezcan.

A veces, las lesiones cutáneas se caracterizan también por la piel crujiente y escamosa en el centro. Ambos de estos síntomas, sin embargo, no son definitivos, ya que pueden ser producidos por algunas otras condiciones también. El desarrollo de pequeñas pústulas se ha observado también en y alrededor de las lesiones de la piel. Algunos otros síntomas incluyen picazón, enrojecimiento e inflamación de la zona afectada. Estos síntomas son similares a los de otra enfermedad conocida como sarna.

Diagnóstico y tratamiento
Por lo general, un examen de las lesiones, seguido por el examen del cabello infectado bajo radiación ultravioleta se lleva a cabo para diagnosticar la infestación por la tiña. El pelo infectado es fluorescente bajo esta luz debido a la presencia del hongo. Sin embargo, este método no se considera como un método preciso para el diagnóstico, ya que sólo dos especies de hongos se vuelven fluorescentes a los rayos ultravioletas. Por lo tanto, para confirmar el diagnóstico, el cabello infectado se cultiva.

En la etapa inicial, y en caso de pequeñas lesiones aisladas en la piel, las cremas antifúngicas o ungüentos pueden ser utilizados para el tratamiento. Los ungüentos tópicos comunes incluyen miconazol crema y nata lotrimin. Para hacer estos ungüentos tópicos más eficaces, el pelo alrededor de las lesiones se debe cortar o recortar más cerca de la piel. Sin embargo, asegúrese de no irritar las lesiones mientras hace esto.

Los ungüentos tópicos sin embargo, no son capaces de proporcionar un alivio rápido. En tales situaciones, los medicamentos orales antimicóticos también necesitan ser administrados. Los veterinarios suelen recetar griseofulvina, que puede tener algunos efectos secundarios. Hoy en día, aparte de griseofulvina, se utilizan ketoconazol e itraconazol. Junto con los medicamentos antifúngicos orales y tópicos, los champús y las inmersiones pueden ser beneficiosos en el tratamiento de la enfermedad. Es mejor cortar o acortar el pelo de su perro para mejorar la eficacia de los champús. Los productos más utilizados para este propósito son champú de clorhexidina, miconazol champú, champú ketoconazol, cal caídas de azufre y la solución de clorhexidina. Para obtener mejores resultados, es necesario aplicar los champús dos veces a la semana. Por lo tanto, el cuidado suficiente puede ayudarle al perro a recuperarse completamente de esta enfermedad.

A fin de garantizar el tratamiento oportuno de la enfermedad, los síntomas deben ser debidamente atendidos al consultar a un veterinario. También es importante tomar suficientes medidas de precaución para evitar la propagación de la enfermedad a los miembros de su familia. Así, junto con el tratamiento de su perro, desinfecte su casa, sobre todo los lugares más favorables para el crecimiento de hongos.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *