Mastitis en los perros

¿Su perro sufre de la mastitis? La mastitis es una infección que causa inflamación en los tejidos del seno. Este es un problema en los perros que se debe manipular con cuidado apropiado.


La mastitis en perros no se observa comúnmente, sin embargo, si el perro se ve afectado, entonces el tratamiento apropiado se le debe dar sin ningún retraso para evitar que se vuelva grave. Las perras que han dado a luz a cachorros son más propensas a la mastitis. Los síntomas de la mastitis son similares a los de los tumores de mama canina. Por lo tanto, asegúrese de no confundir entre estos dos. Lleve a su perro a un veterinario y sepa qué es lo que ella está sufriendo.

¿Qué es la mastitis en los perros?
La mastitis es una infección de los conductos de leche en los perros, donde el pecho de la perra se amplía o sus conductos de leche se bloquean. Esta infección también se conoce como mammitis o mastadenitis. La piel alrededor del pezón agrietado puede ser lo que podría dar forma a las bacterias. Este trastorno debe ser tratado tan pronto como sea posible, ya que podría causar gangrena, que es una forma grave de esta enfermedad.

Tratamiento de la mastitis en los perros
El mejor tratamiento que se puede elegir son los antibióticos. Las compresas calientes colocadas sobre la zona afectada ayudarán hasta cierto punto en el tratamiento de la mastitis. La aplicación de agua caliente y el aceite de oliva caliente puede ayudar en el proceso de curación y es un buen remedio. Mientras hace esto, asegúrese de que el agua o el aceite no estén demasiado calientes, ya que pueden quemar la piel de la perra. Envolver un trapo empapado en vinagre alrededor de la zona infectada es también una de las formas de tratamiento que le ayudará. La alimentación de agua sobre una base regular puede ayudar en el mantenimiento de la temperatura corporal del perro a un nivel normal. Lo mejor es llevar al perro a un veterinario y tener el cuidado adecuado. Si nada funciona, entonces el veterinario puede sugerir la extracción de las glándulas de leche con el fin de evitar que el trastorno se agrave.

Síntomas de mastitis en perros
La inflamación en los conductos de leche es el síntoma comúnmente observado. El conducto de leche es caliente al tacto. Cuando se le tocan los pechos, ella podría gritar o dar muecas de dolor. La descarga de pus de las glándulas mamarias es un síntoma de la mastitis en perros. Otro síntoma de la mastitis en perros es la formación de sepsis cerca de las glándulas mamarias. Se observa también enrojecimiento de los senos. Los senos tienden a ser duros. Se observa la deficiencia en el nivel de proteínas. Junto con los síntomas mencionados anteriormente, la perra sufre de letargo y fiebre. Una mastitis severa puede ser fácilmente determinada por medio de un cambio en el comportamiento de la perra.

En casos raros, los machos se ven afectados con este trastorno. Sin embargo, esta es una condición médica grave y por lo tanto debe ser tratada inmediatamente para reducir las posibilidades de complicaciones médicas en su perro. Si se deja sin tratamiento, puede afectar la salud de su perro y dar lugar a enfermedades y otros problemas de salud.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *