Perro con heces sueltas

Un perro con heces blandas podría tener que experimentar consecuencias fatales por el sufrimiento de la pérdida de gran cantidad de líquidos de su cuerpo. Por lo tanto, con el fin de evitar que la afección empeore con el tiempo, estudie el tema de la atención médica inmediata.


Las heces blandas también se conocen como diarrea, o pueden ser consideradas como uno de los síntomas de la diarrea. Se trata de una condición médica común que afecta la salud del perro. Los casos que son graves pueden no tener ninguna opción para tratar excepto con el veterinario. Sin embargo, los casos leves tienen varios remedios naturales que pueden ser llevados a cabo en casa. El tratamiento de la diarrea en los perros depende de varios factores, que actúan como desencadenantes de la enfermedad. Una causa común es la alimentación del perro con alimentos que no son adecuados para él. Otras causas pueden incluir comer basura, infecciones, gusanos, intoxicaciones, obstrucción, pancreatitis, enfermedad del riñón o desequilibrio hormonal.

Los perros tienen un sistema metabólico que es totalmente diferente del de los humanos. Por lo tanto, es un poco de comportamiento irresponsable que los dueños de perros alimenten a sus mascotas con cualquier tipo de alimento.

Síntomas que acompañan las heces sueltas en los perros

La diarrea suele ir acompañada de la deshidratación. El perro enfermo va a evacuar con mucha frecuencia durante el día y podría mostrar una actividad de interés muy baja por la comida. Las heces del perro enfermo en algún momento pueden tener mucosidad y este síntoma indica la gravedad del problema en el sistema digestivo del perro. En condiciones crónicas, las heces del perro enfermo pueden tener sangre y los animales pueden vomitar la comida que acaban de comer. La fiebre también puede estar presente en algunos casos.

Tratamiento

Puede comenzar el tratamiento con dar a la mascota una dieta blanda. El arroz blanco y una o dos cucharadas de requesón es lo suficientemente bueno para empezar. Así, usted puede agregar algunas porciones de carne molida baja en grasa a la comida. Alternativamente, usted puede alimentar a su perro con un poco de harina de avena y yogur. Esto fomentará y mejorará la digestión. El pollo cocido o pavo también son buenos para controlar la diarrea en los perros. Además, tenga cuidado de que su mascota beba bastante agua, para que no padezca de la deshidratación debido a la pérdida de una inmensa cantidad de los fluidos de su cuerpo.

Puede seguir proporcionando a su mascota una dieta blanda hasta que se detenga a mostrar síntomas de la enfermedad. A partir de entonces, poco a poco puede ayudar a su mascota a reanudar su alimentación normal y en pequeñas cantidades. Es beneficioso para su mascota si puede ser alimentada con pequeñas cantidades de calabaza enlatada. Esto ayudaría en el suministro de fibra a su dieta y la consolidación de las heces sueltas también. Sin embargo, usted tiene que asegurarse de proporcionarle el tipo de comida que es adecuado para él.

Todas las soluciones anteriores por lo general resultan eficaces y útiles en la mayoría de los casos. Sin embargo, si hay otras causas subyacentes detrás de la materia fecal suelta, como cualquier tipo de enfermedades, entonces hay altas probabilidades de que la enfermedad vuelva a repetir. Así pues, en tal caso, en lugar de repetir esos recursos, con la esperanza de que la enfermedad se resolverá, será sabio de su parte llevar a su mascota a un veterinario para el consejo y cuidado profesional.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *