Perro vomitando sangre

La hematemesis se refiere a la presencia de una cantidad significativa de sangre en el vómito. ¿Está su perro vomitando sangre? Desplácese hacia abajo para averiguar las causas comunes de hematemesis en los perros.


¿Está su perro vomitando sangre? Esta condición es médicamente conocida como hematemesis. Si su perro está vomitando sangre, haga que su perro sea examinado por un veterinario para determinar la causa. Aunque el vómito podría ser un caso de intolerancia alimentaria, unas grandes cantidades de sangre en el vómito incluso podrían ser un síntoma de una enfermedad grave.

Hematemesis en los perros

Causas

Si  su cachorro está vomitando sangre, tiene que llevarlo a un veterinario para que lo examine. Es posible que el cachorro pueda estar sufriendo de una infección parasitaria. Si es un tumor en el tracto gastrointestina del perro ,   puede haber una cantidad significativa de sangre en el vómito del perro. El perro puede vomitar sangre, si la sangre llena los pulmones. Los trastornos de coagulación de la sangre también pueden causar este problema. La gastritis, enfermedad inflamatoria intestinal, ingestión de productos no alimenticios, comer rápido, superproducción de bilis y ansiedad son algunas de las posibles razones detrás de que un perro esté vomitando sangre y la bilis. En el caso cuando el vómito se acompaña de diarrea, su perro puede estar sufriendo de obstrucción intestinal o peritonitis.

Las úlceras estomacales, úlceras de esófago o duódeno también pueden ser factores contributivos a la hematemesis. A veces, algunos fármacos pueden tener un efecto adverso sobre el recuento de plaquetas de sangre. La trombocitopenia es la condición asociada con una caída en el nivel de recuento de plaquetas en la sangre. Esto también puede ser una de las razones por las que su perro puede estar vomitando sangre. Su perro puede vomitar sangre al tragar un hueso astillado. También debe comprobar si su perro está sufriendo de una hemorragia nasal o sangrado de encías. En caso de que su perro ingiere esta sangre, podría provocar el vómito. El consumo del veneno para ratas también pueden causar esta condición.

Diagnóstico

Si su mascota está vomitando sangre, tenga cuidado con otros síntomas como debilidad, diarrea, letargo, náuseas, eructos, distensión abdominal, dolor en la región abdominal, encías pálidas y pérdida de apetito. Dado que la presencia de sangre en el vómito puede estar relacionada con varios problemas de salud del perro, usted debe obtener un examen breve de su perro. El veterinario generalmente le hará unas pruebas de sangre con el fin de comprobar el recuento de plaquetas y realizará una radiografía para investigar la presencia de tumores. La ecografía y la endoscopia para el estómago también pueden ayudar en la determinación de la condición responsable de causar sangre en el vómito.

Tratamiento

Una vez que la causa subyacente de la sangre en el vómito haya sido diagnosticada, el veterinario iniciará el tratamiento sintomático. El vómito severo puede llevar a la deshidratación, por lo tanto, los fluidos intravenosos podrían ser necesarios para estabilizar la condición de su perro. A veces, el problema podría ser causado por un cambio en la dieta de su perro. En ese caso, es necesario dejar la dieta, y proporcionar a su perro una dieta blanda. La comida picante puede agravar el problema de las úlceras de estómago, así que tenga mucho cuidado con la comida de su perro.

Los fármacos de prostaglandinas pueden ser recetados por el veterinario en caso de úlceras. A veces, el perro que vomita sangre podría estar relacionado con enfermedades de las encías. En este caso, la higiene dental necesita ser atendida. También debe asegurarse de que su perro no consume productos no alimenticios. El veneno para ratas y otras sustancias tóxicas deben mantenerse fuera de su alcance. En el caso si un hueso astillado ha causado esta condición, un laxante será utilizado por el veterinario para hacer frente al problema. Los antibióticos también podrían ser necesarios para reducir las probabilidades de una infección.

En caso de que su perro está sufriendo de esta condición, asegúrese de consultar a un veterinario pronto. Cuan más temprano sea el diagnóstico, mejores serían las posibilidades de una pronta recuperación. Siga el consejo de su veterinario sobre la dieta y el cuidado posterior.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *