Piedras de riñón en perros

Los cálculos renales en los perros pueden ser muy dolorosos para su mascota amada. Como un dueño cariñoso de una mascota, es muy importante disponer de la información sobre las piedras del riñón en perro, sus síntomas, causas y métodos de prevención.


Los perros también sufren de muchas enfermedades similares a los humanos, una de las más comunes de las cuales son las piedras de riñón en perros. Los cálculos renales y de la vejiga en perros son algo similares a los de los seres humanos. Estas piedras están compuestas principalmente por las mismas sustancias que los cálculos renales humanos, que son – calcio, amoníaco, carbonatos de magnesio y fósforo. Como cuestión de hecho, la composición de la piedra de riñón es similar a la composición de la piedra caliza.

Las piedras de riñón de perro, también conocidas como nefrolitiasis, no son más que la presencia de piedras o cálculos renales en los riñones. Como sabemos, la función principal de los riñones es eliminar los materiales de desecho del cuerpo en forma líquida. A veces sucede así, que este líquido se convierte en cristales y el tiempo de tránsito prolongado de estos cristales forma en la orina piedras en el riñón o cálculos renales.

Causas
Las causas de cálculos renales en los perros pueden ser diferentes según su tamaño, posición y número. Sin embargo, hay varias causas generales de cálculos renales, que son infecciones renales, infecciones urinarias, retención de orina, mal comida para perros y suplementos de vitaminas, factores congénitos, varios medicamentos que llevan a la saturación de las sustancias que puede causar piedras, enfermedades concurrentes y problemas de salud del perro que a menudo son pasados ​​por alto por ser ordinarios.

Como cuestión de hecho, los cálculos renales se observan en los perros hembra de edad media más a menudo. Un hecho interesante es que varias razas de perros son más propensas a sufrir de las piedras del riñón canino entre todas las razas de perros. Existen varios tipos de perros como schnauzer miniatura, caniche miniatura, Terrier de Yorkshire, Shih Tzu, Lhasa Apso, Cocker Spaniel Bichon, etc., que son más propensos a los cálculos renales.

Síntomas
Los síntomas en los perros básicamente varían según la posición de las piedras. Aún así, algunos de los síntomas propios de los cálculos renales caninos son sangre en la orina y dolor al orinar. Hay varios otros signos y síntomas de la piedra de riñón en perros, que son el dolor abdominal, vómitos y diarrea, malestar estomacal, infecciones del tracto urinario y las infecciones recurrentes del tracto urinario en los perros.

La orina de color rojo también puede ser una de las señales de advertencia de las piedras. Una inquietud constante, caminar con el lomo hacia abajo (un poco en cuclillas) y una micción frecuente son también algunos de los signos de cálculos renales en los perros. Hay posibilidades de que los cálculos renales se asocian con insuficiencia renal o enfermedad renal también.

Diagnóstico y tratamiento
Al observar algunos de los síntomas mencionados anteriormente, siempre es mejor visitar al médico veterinario más cercano y obtener una evaluación adecuada de la causa. Hay varias intervenciones y pruebas médicas que se llevarán a cabo por el veterinario, a fin de llegar a diagnosticar cálculos renales. Estos exámenes médicos incluyen el hemograma completo, análisis de orina para determinar el perfil bioquímico del perro, rayos X, ultrasonido abdominal, cultivo de orina bacteriano, etc.

De acuerdo con el tamaño y la posición de las piedras, el tratamiento será asesorado por el veterinario, que a su vez puede variar según cada perro individualmente. Se puede hacer el monitoreo periódico de los cálculos renales inactivos, la disolución de los cálculos renales por cambios físicos, los medicamentos o dieta. Si el perro está al borde de la insuficiencia renal entonces hay posibilidades de que las piedras podrían ser extraídas quirúrgicamente. La prevención de problemas de salud del perro que están causando cálculos renales también se encuentra bajo el curso del tratamiento de las piedras. Estos tratamientos incluyen la terapia con antibióticos y la terapia de fluidos, etc.

Después de todas las precauciones que se recomiendan por el veterinario, evitando los convites del perro dañinos o no digeribles y manteniendo un seguimiento adecuado son algunas de las cosas que uno puede hacer como propietario cariñoso de un perro. La intervención médica adecuada ayudará a prevenir los cálculos renales recurrentes. ¡Tenga cuidado apropiado del perro y pase un rato agradable!

1 comment Category: La salud

1 comment on Piedras de riñón en perros:

  1. Roberto septiembre 11, 2015 7:14 pm

    Muy basico el criterio de calculos renales, gracias por su aportacion.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *