Problemas de salud del perro Pug

El pug es una de las razas más populares de perros, adorada especialmente por los niños. Antes de ir a una tienda de mascotas para conseguirse un nuevo pug, he aquí algo de información acerca de los problemas de salud comunes que enfrentan, y las medidas que puede tomar para curarlos.


El perro pug está claramente caracterizado por su cara arrugada. También se conoce comúnmente como un perro de juguete debido a su pequeño tamaño. Tiene un cuerpo bien desarrollado, corto y cuadrado. Los Pugs tienen piernas fuertes y resistentes. Ellos vienen en una variedad de colores de marrón, beige, plata y negro, incluso. Otras características distintivas del pug son sus orejas y cola. Sus orejas pueden ser clasificadas bien como orejas rosa, que son muy pequeñas y plegadas hacia atrás contra el lado de la cabeza. Su cola también se conoce como una cola de sacacorchos, es corta y se tuerce hacia atrás sobre la cadera. Los perros Pug son nativos de China, pero se introdujeron en Europa alrededor del siglo 16, y se hicieron muy populares en todo el continente, especialmente en Inglaterra e Italia.

El pug ha sido también un miembro del American Kennel Club Toy Grupo desde hace más de cien años. Ser diminutos los hace absolutamente lindos y encantadores, por lo tanto, la gente, especialmente la que vive en apartamentos y tiene limitaciones de espacio, opta por pugs como mascotas, ya que no son demasiado sucios y no requieren una gran cantidad de ejercicio y entrenamiento. Así que antes de salir a conseguir un cachorro de pug de la tienda de animales cercana, lea sobre estos problemas de salud que enfrentan los pugs, para hacer frente a cualquier problema que pueda surgir.

Problemas de salud del perro Pug
Aunque se considera ser un perro muy saludable puede vivir hasta 10 años y, a veces, hay ciertos problemas de salud que enfrenta, como se describe a continuación.

Problemas de la piel
Debido a la naturaleza de las arrugas de la piel en su rostro, el pug puede ser propenso a infecciones de la piel que pueden surgir entre sus numerosos pliegues. Los dueños de mascotas deben tener un cuidado especial para limpiar los pliegues de la piel sobre una base regular para deshacerse de los gérmenes causantes de enfermedades, y rápidamente llevar el pug al veterinario ante el primer signo de una infección de la piel.

Problemas de los ojos
Los problemas oculares también surgen en parte debido a la forma de la cara del pug que es empujada hacia arriba y carente de hocico prominente. La proptosis puede causar un irregular abultamiento de los ojos, y la entropión, que hace que el párpado inferior se doble hacia adentro, son infecciones comunes del ojo. La entropión, si no se controla, puede provocar irritación en la córnea debido a la constante frotación del párpado sobre ella, y la córnea puede dañarse.

Problemas del oído
Los Pugs son propensos a las infecciones del oído, y como propietario, usted debe limpiar con diligencia las orejas del barro amasado con un lavado de oído. Los síntomas de la infección del oído incluyen la supuración y un mal olor que emana de las orejas, y el pug puede mover la cabeza violentamente si tiene dolor. Si nota alguno de estos síntomas, es hora de hacer una cita con el veterinario.

Obesidad
Los Pugs pueden comer mucho más de lo que sería lo ideal, por lo tanto, es posible que su pug obtenga sobrepeso. Este problema es fácil de resolver, ¡sobrealimente a su mascota! Si usted puede sentir las costillas de su mascota y es capaz de ver claramente la cintura, el pug no es obeso. El ejercicio regular y una dieta controlada son las cosas necesarias para superar este problema.

Problemas respiratorios
Con una cara arrugada, un hocico pequeño, y las vías respiratorias agrupadas, el pug puede tener dificultades para respirar, especialmente si el clima es muy caliente y húmedo. Tenga cuidado para que el pug no se sobrecaliente y su temperatura corporal no exceda de 105 ° F. Si esto sucede, inmediatamente coloque el pug en un lugar fresco y bien ventilado para que pueda refrescarse al instante.

Un pug tiene el techo de la boca inusualmente largo, que es un atributo común de perros con hocico corto. Debido a esto, los pugs sufren de lo que se conoce como estornudos hacia atrás. Cuando eso sucede, sin saberlo, un pug respira rápidamente y puede parecer que le falta el aliento. Esto puede suceder si el pug está demasiado entusiasmado con algo, o si algo está atascado debajo de la boca que puede obstruir la respiración. Esto no es un problema de salud grave, y la mayoría de los perros sufre de él con bastante frecuencia. Para aliviar el malestar de su pug, frote ligeramente la garganta o pellizque su nariz hasta que la respiración se normalice.

Problemas esqueléticos
La hemivértebra es un problema común espinal visto en un gran número de pugs. Si se produce en la médula espinal, puede provocar parálisis en las extremidades traseras. Esta es una condición grave y el pug puede tener que someterse a una cirugía para corregir el trastorno.

La otra dolencia frecuente es la displasia de cadera. Se caracteriza por una formación inusual en la cavidad de la cadera, causando que las articulaciones se desgasten más rápidamente de lo normal, y en el largo plazo algunos perros eventualmente pueden sufrir de un dolor severo en las articulaciones e incluso de artritis.

Algunos pugs también pueden sufrir de luxación de la rótula, un defecto genético donde la rótula se disloca, sale de su posición normal. En los casos graves si el animal está en el dolor y no puede caminar, la cirugía puede tener que ser realizada.

Encefalitis
Una condición que amenaza la vida, la encefalitis, también conocida como necrotizante meningoencefalitis, causa inflamación del cerebro y de las membranas que lo rodean. Casi todos los pugs que heredan esta enfermedad mortal sucumben a ella, y algunos pueden tener que ser sacrificados para finalizar su sufrimiento. Como esta enfermedad se hereda genéticamente, sería conveniente consultar con el criador o vendedor del pug si alguno de sus antepasados ​​alguna vez ha sufrido de esta enfermedad mortal.

Mantenimiento general
Algunas cosas comunes a tener en cuenta en el cuidado de su pug es limpiar sus dientes con regularidad. Esto es un poco complicado ya que los pugs tienen una cara pequeña. Los dientes pueden parecer desparejos, pero hay que hacerlo sin falta para evitar la acumulación de sarro. Permitir que su perro mastique los huesos mantendrá la placa y el sarro bajo control. Recorte las uñas con regularidad. Lleve a su pug al veterinario para chequeos en forma regular. Siempre compre un cachorro de una tienda de animales o criador reputado, que le asegurará de que el nuevo miembro de su familia no sea propenso a alguna enfermedad.

Los Pugs no necesariamente son buenos perros guardianes, pero son compañeros maravillosos. Son extremadamente sociales y amantes de la diversión, pueden ser fácilmente entrenados y muestran una disposición amorosa. Así que cuando llegue a casa con un pug, cuide muy bien de él, y usted será el orgulloso propietario de una maravillosa raza de perro que realmente va a ser su amigo de por vida.

Leave a comment Category: Las razas Tagged:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *