Tratamiento en el hogar para la tos de las perreras

La tos de las perreras es una enfermedad altamente contagiosa de los perros. En casos severos, causa neumonía e incluso la muerte. Si se diagnostica en sus primeras etapas, el tratamiento en casa puede ser administrado con eficacia.


La tos de las perreras se llama así, porque la infección se inicia principalmente a partir de las perreras contaminadas. Es una enfermedad contagiosa común entre los perros, se caracteriza por la inflamación del sistema respiratorio superior. También se conoce como la traqueobronquitis. Es causada principalmente debido a la infección por la bacteria Bordetella bronchiseptica. Además, tales virus como adenovirus canino, coronavirus respiratorio canino, virus del moquillo canino y el virus de la parainfluenza canino también son responsables de esta condición en los perros.

Se transmite por contacto directo o por contacto con cualquier superficie contaminada. Es una enfermedad transmitida por el aire y se propaga cuando el perro infectado tose o estornuda. Es de señalar que los gatos, conejos y otros animales de compañía también puede ser infectados con ella. Los estudios recientes han demostrado que los niños y adultos con un sistema inmune comprometido están en alto riesgo de infección bacteriana asociada con esta tos.

Los síntomas son tos seca, estornudos, resoplidos y secreción nasal acuosa. A veces, se incluyen vómitos y letargo. Por lo general, los síntomas se observan al cabo de cuatro o cinco días de la exposición y la enfermedad puede durar tres semanas. Los cachorros muy pequeños y los perros con un sistema inmune bajo son más propensos a la tos de las perreras grave. Esta condición se diagnostica basándose en los síntomas y el examen físico. Para confirmar la enfermedad, se puede hacer imágenes de rayos X, análisis de sangre y un cultivo bacteriano o aislamiento viral.

Inicio de tratamiento

El tratamiento es esencial, ya que la enfermedad puede llevar a otros problemas de salud del perro, como fiebre, neumonía e incluso la muerte en casos severos. El tratamiento se realiza con remedios caseros y medicamentos. Si el perro está sufriendo de una tos leve y tiene un apetito normal, entonces usted puede utilizar los remedios caseros. Tales medicamentos como supresores de la tos, broncodilatadores y antibióticos, junto con la terapia de aerosol son recomendables. Vamos a ver algunos de los remedios naturales para el tratamiento de la tos.

Un perro que sufre de esta tos debe recibir el máximo descanso y sueño. Asegúrese de que lo mantenga cálido, confortable y libre de irritantes como el humo y el polvo. Para la prevención de la inflamación de la garganta, se puede utilizar un humidificador para mantener el aire húmedo. Sin embargo, tenga cuidado de que la humedad no supere el 50%.

Los productos homeopáticos disponibles en el mercado también se incluyen en los tratamientos caseros. Tenga cuidado al elegir el producto homeopático, es recomendable comprobar sus ingredientes antes de dárselo a su perro enfermo. Usted puede consultar con su veterinario acerca de la eficacia de los remedios homeopáticos.

Dar un tratamiento de vaporización al perro infectado, de dos a tres veces al día, le ayudará en la recuperación rápida. Usted puede hacer esto mediante la ejecución de una ducha de agua caliente en el baño con la puerta cerrada y dejar que el perro inhale vapor durante unos 20 minutos. Esto ayudará en la limpieza de la mucosidad excesiva en las fosas nasales y los bronquios.

Otro remedio natural eficaz es alimentar al perro infectado con alimentos blandos y darle de beber grandes cantidades de agua. Esto ayudará a enjuagar el exceso de mucosidad y le dará alivio de la tos.

Se debe tener cuidado en cuanto al tipo de comida para perros que se le da. Complementar la dieta de su mascota con vitaminas ayudará a fortalecer su sistema inmunológico, que es necesario para luchar contra la infección. Junto con la alimentación de alimentos ricos en vitaminas, se puede incluir vitamina C tres veces al día en la dieta de su perro.

Dar tres cucharaditas de miel al día le ayudará a calmar la garganta inflamada de su perro enfermo y tratar la tos. Usted puede alimentar a su perro con miel mezclada en su comida o en una taza de agua tibia.

Los estudios han revelado que la corteza de cerezo silvestre tiene una propiedad astringente, que ayuda en el alivio de la tos y alivia la irritación de la garganta. Otros remedios naturales son el té de regaliz, menta, hojas de salvia, jengibre, extracto de hoja de tulsi y aceite de coco.

Se recomienda quitar el collar del perro, ya que la presión a la tráquea y la garganta empeoraría la tos. Además, la vacunación adecuada y la desinfección regular de la perrera se recomiendan para prevenir la tos de las perreras.

Siempre consulte y pida consejo a un veterinario antes de seguir los tratamientos. El cuidado del perro adecuado es crucial para la salud de su mascota. Verifique que no haya cambios en el comportamiento de su perro, después de todo, el dueño de la mascota es el responsable de la salud del perro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *